Noche de San Juan

La noche de San Juan es un día mágico, pues ocurren muchas cosas en el plano espiritual y cósmico, este ocurre un día antes del solsticio de verano, puede variar de acuerdo a la región del 21 a 24 de junio. En España, la noche de San Juan es la del 23 al 24 de junio, excepto en algunas localidades como Alicante, que celebran la cremá del 24 al 25. Es uno de los acontecimientos más importantes debido a la energía purificadora que se libera durante ese día procedente del fuego que normalmente se presenta en una hoguera. Las personas pueden lanzar ropa u objetos viejos al fuego, también cantar y bailar alrededor de ella.

Este ritual data de hace cientos de años atrás para rendir tributo al Sol. Durante este día especial, el fuego adquiere un poder purificador, por lo que en los pueblos se realizan grandes hogueras y fogatas durante la noche del solsticio. Pero la verdadera magia comienza al caer los primeros rayos del sol del día siguiente. Las aguas de los ríos y lagos adquieren propiedades curativas, el rocío de la mañana brinda protección, además de que puede atraer el amor y la belleza.

También se dice que el mayor poder y energía que trae la noche de San Juan se concentra en grandes cantidades en las playas, es por esa razón que muchos de los rituales y levantamientos de hogueras se realizan en las playas, para que la gente pueda sumergirse en sus aguas y adquirir todos los poderes que esa noche les trae. Con esto se puede notar que son dos los elementos más poderosos durante la noche del solsticio: El fuego de la purificación y el agua salada que atrae la belleza y la protección.

El poder del fuego en la Noche de San Juan

El poder purificante del fuego también sirve para extraer malos pensamientos y todas aquellas cosas malas que afectan a las personas, desde rencores del pasado como miedos más profundos. Para ello existen rituales donde puede lanzar al fuego todas aquellas cosas malas que nos aquejan y de ese modo adquirir la purificación uno mismo, del mismo modo también se enlaza con el mar, dado que el agua suele llevarse todo lo que haya en la playa, de ese modo el mar también puede llevarse temores, rencores y malas actitudes.

Durante este evento, también se utilizan herramientas para lograr ese poder purificante, esto es creando muñecos de trapos que representan el poder de la noche de San Juan, mucho de los rituales de purificación se pueden realizar por medio de estos muñecos o sin ellos, se debe de recordar que es la media noche de San Juan, el fuego y el agua los que verdaderamente hacen la magia.

Son muchas las maneras de atraer la belleza, la fortuna, la protección y la purificación en la noche de San Juan, un día único y mágico donde todas las personas se unen para un fin único, conseguir la felicidad y alejar las cosas negativas, los miedos y los malos recuerdos. Esto unido a música, festejos, comida, fuegos artificiales, juegos y demás rituales, sin duda una celebración que une a todas las personas.

Sencillos amuletos, rituales y hechizos.